Back to Blog

Al salir por la ciudad, conviene tener presente la posibilidad de que alguno de sus acompañantes beba. Beber merma la capacidad de los conductores, ralentizando el tiempo de reacción y dificultando la visión y el razonamiento. Conducir ebrio es extremadamente peligroso. Según la National Highway Traffic Safety Association (NHTSA), tan solo en 2016, uno de los años que presenta las estadísticas más terribles en cuanto a conducción bajo los efectos del alcohol, 10 497 personas murieron en accidentes de tráfico provocados por el consumo de alcohol.

No obstante, conducir ebrio no siempre termina en accidente. Si una persona es interceptada conduciendo en estado ebrio, puede perder el permiso de conducir de forma temporal o permanente e incluso recibir una condena con pena de cárcel. Puede ser fácil olvidar que conducir bajo los efectos del alcohol no solo es peligroso, sino también ilegal.

Por suerte, existen soluciones para evitar conducir en estado de embriaguez y que impiden que nos puedan sorprender conduciendo después de haber bebido. Eche un vistazo a estas soluciones alternativas a la conducción en estado de embriaguez que evitarán que sus noches de fiesta terminen en un accidente o en la cárcel:

  1. Designar un conductor sobrio

Elegir a una persona del grupo para que se mantenga sobria y pueda llevar a todo el mundo de vuelta a casa es la forma más fácil de asegurarse de que nadie resultará sorprendido al volante en estado de embriaguez. Asegúrese de elegir una persona del grupo que sea de fiar, que no se deje llevar ni beba cuando no debe.

  1. Utilizar un servicio de transporte con conductor

Si nadie está dispuesto a renunciar a beber, tome un taxi o utilice una aplicación de transporte con conductor como Uber o Lyft a la que pueda acceder desde su dispositivo móvil.

  1. Quedarse

Aunque esta opción es menos atractiva que las dos anteriores, es importante recordar todo lo que implica conducir ebrio. Si está seguro de que no va a poder evitar beber y no consigue encontrar a nadie que conduzca en su lugar, o no hay servicios de transporte disponibles, lo mejor es quedarse en casa o buscar una actividad que no implique beber. No vale la pena arriesgar su propia vida o la de otras personas por pasar una noche bebiendo.

Beber es una actividad social que muchas personas practican. Sin embargo, conducir ebrio no debería formar parte del plan de fiesta de nadie, y conviene prever la posibilidad de que termine bebiendo demasiado y sea sorprendido al volante bajo los efectos del alcohol. Estas tres alternativas son excelentes opciones para quienes quieran que su salida nocturna sea tan segura como divertida.

Si alguna vez se ha visto afectado por la conducción bajo los efectos del alcohol o los estupefacientes, visite el sitio web Mothers Against Drunk Driving (MADD, Madres contra la conducción en estado de embriaguez) para obtener la ayuda necesaria y evitar la posibilidad de conducir bebido.

*Los enlaces a los sitios web de terceros que se mencionan en este documento solo se proporcionan como referencia y por motivos prácticos. Dräger no ha creado ni desarrollado, ni es propietario, de ninguno de esos sitios web de terceros. Dräger no avala ni respalda el contenido de tales enlaces a sitios web de terceros, ni las opiniones vertidas en ellos. Dräger no se hace responsable del contenido de los sitios web de terceros ni de la veracidad de su contenido. Ninguna parte del contenido del presente artículo o de cualquier sitio web de terceros se considerará como asesoramiento jurídico de ningún tipo. Si necesita asesoramiento jurídico por arresto, cargos, condena o por las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol, póngase en contacto con un abogado de confianza.