Back to Blog

Nunca es una buena idea conducir y beber alcohol. Con más policías patrullando y vigilando conductores bajo la influencia de sustancias, el riesgo de beber y conducir continúa incrementando. Los efectos del alcohol son extremadamente peligrosos, y serán la causa por la cual cualquier conductor al volante pierda el control de su vehículo. Por esta razón, conducir después de haber bebido alcohol, debería de ser evitado a toda costa. Cuando uno está ebrio, no es el momento indicado para ser el héroe. Es el momento de ir a lo seguro, sin arriesgarse; llamando a un amigo/a, taxi, o familiar que pueda hacerte el favor de venir a recogerte.

Veamos como afecta realmente el consumo de alcohol a los conductores.

Fuente de información: “ The Alcohol Rehab Guide from Beach House Center for Recovery.”

Tiempo De Reacción

Primero que todo, tu capacidad de reacción empieza a disminuir a medida que tu concentración de alcohol en la sangre (BAC) sobrepasa .02, aun cuando el límite legal de la mayoría de los estados es .08. Una vez tu capacidad de reacción disminuye, es más difícil responder a las acciones de los motoristas y peatones mientras conduces cerca de ellos. Este es uno de los efectos de conducir bajo la influencia de alcohol extremadamente peligrosos, ya que puede que no reacciones en el momento indicado y por ende, atropelles a un peatón, o choques a un vehículo.

Somnolencia

El alcohol también afecta a la conducción a través del sueño incrementado. Esto hace que los conductores se duerman al conducir, o que simplemente se vuelvan extremadamente lentos. Puede que conduzcas fuera del carril, o te choques contra un árbol, o algún carro; entre otros posibles peligros y riesgos.

Vigilancia

Este término describe la cantidad de atención que puede utilizar un conductor para concentrarse en una tarea. La tarea de conducir al tener un nivel bajo de vigilancia, se vuelve mucho más difícil. Estudios demuestran que la vigilancia empieza a disminuir dramáticamente después de sobrepasar una concentración de alcohol en la sangre (BAC) de .03. Hay graves deterioros de conducción provocados por los efectos del alcohol, si la vigilancia del conductor es reducida.

Percepción

Cuando tu cerebro te está diciendo que algo está más lejos de lo que realmente está, es un indicador de que esto es un grave problema al conducir. Sencillamente, la percepción de las actividades del otro lado de la carretera, son alteradas bajo la influencia del alcohol. Después de un BAC de .04, el conductor empieza a perder el sentido de una percepción precisa.

Draeger es el proveedor líder de dispositivos de bloqueo de encendido (IID). Para más información sobre las consecuencias de conducir y beber alcohol, consulta tus leyes estatales y locales.